• educacion_de_calidad
  • atlamaya_estimulacion_preescolar
  • estimulacion_mas_atlamaya
  • estimulacion_temprana_atlamaya
  • kinder_preescolar_montessori
  • materiales_atlamaya
  • montessori_educacion_clidad
  • promeros_kinder_montessori
  • programa_material_atlamaya
educacion_de_calidad1 atlamaya_estimulacion_preescolar2 estimulacion_mas_atlamaya3 estimulacion_temprana_atlamaya4 kinder_preescolar_montessori5 materiales_atlamaya6 montessori_educacion_clidad7 promeros_kinder_montessori8 programa_material_atlamaya9
Gallery HTML by WOWSlider.com v4.3m

¿Qué es Montessori?

El Sistema Montessori es un método educativo cuyos principios se apoyan en:

1.-Una Filosofía Humanista, en donde el niño es visto y tratado con profundo respeto, dentro de un ambiente donde existen normas que lo contienen. El niño es invitado a ejercer su dignidad con libertad y responsabilidad. En este tipo de filosofía, se promueven los valores que sustentan el aprendizaje para la convivencia armónica y equilibrada que nos permitan crear un mundo mejor.

2.-Una pedagogía científica, basada en el conocimiento de las etapas de desarrollo de los niños para poder reconocer en qué etapa se encuentra cada niño, y desde ahí, comprender las diferentes necesidades, gustos y habilidades que un niño de determinada edad tiene, con el fin de acompañarlo y promover su desarrollo a través del logro pleno de sus potencialidades, así como brindarle una educación de calidad.

El propósito básico de este método es liberar el potencial de cada niño para que se autodesarrolle en un ambiente estructurado.

El método nació de la idea de ayudar al niño a obtener un desarrollo integral, para lograr un máximo grado en sus capacidades intelectuales, físicas y espirituales, trabajando sobre bases científicas en relación con el desarrollo físico y psíquico del niño. María Montessori basó su método en el trabajo del niño y en la colaboración adulto - niño. Así, la escuela no es un lugar donde el maestro transmite conocimientos, sino un lugar donde la inteligencia y la parte psíquica del niño se desarrolla a través de un trabajo libre con material didáctico especializado.

El método de educación Montessori es mucho más que el uso de materiales especializados, es la capacidad del educador de amar y respetar al niño como persona y ser sensible a sus necesidades. Esta reforma educativa, con fundamentos teóricos, metodológicos, filosóficos, psicológicos y de entrenamiento específico de maestros, se basa en que “uno mismo es quien construye su aprendizaje”. Así el educador ejerce una figura de guía, que potencia o propone desafíos, cambios, novedades. El error es considerado como parte del aprendizaje, por ello no es castigado, resaltado o señalado, sino es valorado e integrado como una parte del proceso del aprendizaje. Se promueve que el niño haga siempre una autoevaluación. Los principios fundamentales de la Pedagogía Montessori están basados en: la autonomía, la independencia, la iniciativa, la capacidad de elegir, el ejercicio de la responsabilidad, el desarrollo de la voluntad y la autodisciplina. Otros aspectos abordados en ésta metodología son: el orden, la concentración, el respeto por la propia persona y los otros, así como la sensibilización de cuidado del medio ambiente y del mundo en general. El ambiente Montessori se respeta y valora el logro de cada alumno en su momento y ritmo oportuno. Los niños Montessori son usualmente adaptables. Han aprendido a trabajar independientemente o en grupos. Debido a que desde una corta edad se les ha motivado a tomar decisiones, estos niños pueden resolver problemas ya que tienen como base una educación de calidad. Investigaciones han mostrado que las mejores predicciones del éxito futuro es cuando se tiene un sentido positivo de la autoestima. El programa Montessori basado en la propia dirección, actividades no competitivas, ayuda al niño al desarrollo de la propia imagen y a la confianza para enfrentar retos y cambios con optimismo. El trabajo Montessori está basado en la capacidad del niño de descubrir el ambiente que le rodea contribuyendo a desarrollar su potencial como ser humano. María Montessori enseñó una nueva actitud y nueva manera de mirar a los niños. AMI

“Tocar al niño es tocar el punto más delicado y vital, donde todo puede decidirse y renovarse, donde todo está lleno de vida, donde se hallan encerrados los secretos del alma, porque allí se elabora la educación del hombre.” “Entre las revelaciones que el niño nos ha hecho, hay una de fundamental importancia: el fenómeno de la normalización a través del trabajo. Es cierto que la aptitud del niño para el trabajo representa un instinto vital, ya que sin trabajo su personalidad no puede organizarse y se desvía de las líneas normales de su construcción”. María Montessori.

Sitio diseñado por Ars Web Design